1) ¿Trabajaremos bien juntos?

Realmente esta pregunta debes hacértelo a ti mismo/a. Van a ser meses de estrés y debes estar seguro de que la persona encargada de organizar el evento va a estar a la altura de lo que esperas. Vas a tener que pasar mucho tiempo con esa persona, y es imprescindible que os llevéis bien.

Entrevista a un par de organizadores antes de tomar la decisión final. Fíjate que toda la información te quede clara, y quédate en aquel en quien puedas depositar toda tu confianza.

2) ¿Cuál es el coste de los servicios?

Estar tranquilo y relajado el día de tu boda no tiene precio, pero no por ello debes dejar de lado esta cuestión. Pregúntale si trabaja por servicio realizado, por horas, si tiene un presupuesto cerrado, si debes dejar un depósito y qué servicios van dentro de ese coste.

Tampoco debes olvidar preguntarle qué pasaría con el dinero si la boda se cancela o pospone. Algunos devuelven una cantidad, mientras otros tienen una política muy estricta de no devolución del dinero.

3) ¿Trabajas solo o en equipo?

Hay pros y contras tanto si el wedding planner trabaja solo como si lo hace en equipo.

En el primer caso, deberás determinar de qué podría hacerse cargo él solo, especialmente el día de la boda, y si será suficiente o no según lo que tengas previsto. Ponle casos extremos de qué pasaría en caso de emergencia, para ver cómo resolvería los conflictos y así tengas más clara la decisión.

Si forma parte de un equipo, evidentemente vas a disponer de un gran grupo de personas que podrán abarcar todos los detalles y hacer frente a los problemas de una forma más efectiva, sin embargo, deben dejarte claro cómo delegan las tareas entre ellos y ver cómo de efectivo es ese grupo trabajando en momentos de estrés.

4) ¿Estarás con nosotros el gran día?

Que el organizador esté presente el día de la boda, por supuesto supondrá un alivio para los novios, sin embargo, no todos lo hacen, así que no olvides preguntarle esto, y si estarán en el ensayo de la boda, o si solo se quedarán en la organización los días previos y cuando todo esté atado, su tarea habrá terminado.

Si se queda el día de la boda, pregúntale hasta qué hora, si permanecen hasta el final o si se quedan solo hasta cierta parte del evento (ceremonia, tarta, baile…)

Cuando la boda acabe, su trabajo puede que no haya terminado, pregunta si se queda para recoger, llevar regalos a casa de los novios… No dejes cabos sueltos en este sentido para evitar sorpresas.

5) ¿Cuál es el tamaño medio de boda que sueles planear?

Es importante que contrates a un organizador de bodas que tenga bastante experiencia a la hora de organizar otras que sean similares a la tuya en cuando a número de invitados, coste e incluso temática. Así irá sobre seguro y tendrás respuestas más inmediatas y todo quedará más claro desde el principio.

Busca un organizador que se ajuste lo máximo posible al tipo de boda que deseas tener.

Estos son las cinco primeras preguntas, mañana os traemos la segunda parte de este artículo. ;)

En cualquier caso, recuerda que puedes organizar tú mismo/a tu boda, gracias a aplicaciones como “My Wedding Diary”.

"wedding smiles" by Zoe

“wedding smiles” by Zoe

Fuente: http://tlc.howstuffworks.com/weddings/10-questions-to-ask-your-wedding-planner.htm

About these ads